“París, Texas”: Los buscadores y el trauma de Hunter

Los buscadores

"Paris, Texas" (Wim Wenders, 1984)

Travis: La primera vez que te vi en casa de Waltz, deseaba un montón de cosas. Deseaba demostrarte que yo era tu padre.

Después del visionado de un video doméstico, veremos a Hunter llamar “papá” a Travis por primera vez. En ese punto Travis reaccionará y decidirá recuperar a su hijo.

"Paris, Texas" (Wim Wenders, 1984)

El primer paso será atravesar la elevada cuesta que conduce hasta Jane. Durante esa búsqueda Travis hará lo posible por ejercer como padre.

"Paris, Texas" (Wim Wenders, 1984)

Entre otros aspectos, refrescará el recuerdo que Hunter tenía de su madre a través de una fotografía familiar que vemos a lo largo del film y, como si de un testamento se tratara, cederá esta imagen en blanco y negro a su hijo; un recuerdo que en opinión de Hunter desprende felicidad.
¿Felicidad real? ¿Felicidad perdida?

Los buscadores están preparados; acuden al lugar donde encontrarán a Jane. Allí Hunter quedará conmocionado al comprobar que su madre sigue viva y capaz de llevar una vida normal sin él al lado.

Perseguirán el coche rojo de Jane mientras especulan sobre el destino al que se dirige. Hunter piensa que va al trabajo, y Travis comprueba que es cierto cuando llegan al aparcamiento de la parte trasera de ese edificio pintado de azul. En ese lugar sin carteles y sin nombre se encuentra Jane. Accederemos de la mano de Travis por la puerta de servicio después de encerrar a su hijo dentro del coche con la intención de que no vea a mamá trabajando.
Pero a pesar de la prudencia de Travis, el niño será consciente del lugar en el que se encuentra su madre.

Este reencuentro con Jane hará mella en los dos protagonistas, y veremos las distintas maneras de afrontar la situación que ambos adoptan.
Por un lado, Travis no conseguirá mantenerse estable y su malestar le llevará a dañar la relación con su hijo, rememorando viejos fantasmas de los que el niño quisiera deshacerse.

"Paris, Texas" (Wim Wenders, 1984)

Por otro lado, si en la primera parte del film Walter proporcionaba una sujeción a Travis, en la segunda mitad será Hunter quien ejerza esa fuerza de apoyo.

"Paris, Texas" (Wim Wenders, 1984)

El trauma de Hunter

Hunter: Me acuerdo de que era delgado

Hunter cumplirá ocho años en enero. Ha crecido consciente de que aquellos que cuidan de él no son sus verdaderos padres.

Travis: ¿Cuánto tiempo he estado fuera? ¿Lo sabes?
WALTER: Cuatro años.
Travis: Cuatro años es mucho tiempo.
WALTER: Bueno… para un niño pequeño, sí. Es la mitad de su vida.
Travis: La mitad de la vida de un niño.

El caso de Hunter es complejo. Ha tenido que ver como su madre gritaba estando atada en la cocina de la caravana en la que vivían. Esa noche fue la última que estuvo con Travis antes de ver cómo se incendiaba la caravana en la que vivían con su padre dentro. Después su madre le abandonó a la puerta de unos familiares. Fue la última vez que vio a Jane. Tantas emociones a una edad corta necesariamente dejarán secuelas en la formación del sujeto.

La primera vez que ve a Travis después de cuatro años muestra una frialdad justificada. Nadie le ha explicado que sucedió; por qué un día vivía con sus padres y al día siguiente se encontraba en casa de sus tíos. Siente el abandono de su progenitores como si su presencia produjera cierta incomodidad en la vida de Jane y Travis.

"Paris, Texas" (Wim Wenders, 1984)

Pero el niño nunca ha dejado de sentir que sus padres estaban vivos, incluso después de haber visto cómo ardía la caravana que habitaban con su padre dentro, Hunter siempre tuvo una sensación que le hacía pensar que su padre estaba “andando y hablando, en algún sitio“.

Así vemos en Hunter a un niño que la mayor parte del tiempo juega solo. La actividad lúdica le sirve de refugio ante situaciones que hacen brotar el dolor que produce el trauma sufrido.

La actitud de Hunter hacia su padre durante los primeros compases del film será de indiferencia y cierta hostilidad además de mostrar un comportamiento frío en sus actos. Dejará que salga a relucir el dolor que siente dentro por la incomprensible desaparición de sus verdaderos padres. No comprende por qué Travis ha vuelto después de tanto tiempo, removiendo el dolor que causa el pasado. “¿Por qué?, ¿De qué?” es la respuesta que Hunter da a Walter cuando éste le indica la intención de Travis de hablar con él. Y no le falta razón a Hunter, ya que hemos podido comprobar la dificultad que supone para Travis comunicarse con el niño; habitualmente a través de barreras, evitando el contacto directo.

"Paris, Texas" (Wim Wenders, 1984)

El pequeño apenas recuerda a su madre biológica, su principal fuente evocadora son vídeos caseros grabados por Walter.

Hunter piensa que su padre sigue enamorado de su madre, lo cual reconforta al niño, que aún guarda esperanza de que puedan volver a ser una familia. La sensación de posible recuperación de los padres biológicos le lleva a reflexionar sobre su relación con su madre adoptiva. Piensa en su costumbre de llamar mamá a Anne mientras está inmerso en la búsqueda de su madre biológica. De este modo y, de forma inevitable, el pequeño siente remordimientos por la decisión tan crucial que ha tomado en su vida.

Una vez que Travis y Hunter emprendieron la búsqueda de Jane, el niño no podía imaginar a qué se dedicaba su madre. A pesar de su corta edad es consciente del lugar en el que ella trabaja y se sentirá molesto con su padre por no sacarla de un lugar tan sórdido. Vemos cómo pasa de la indignación y el enfado a la resignación por el comportamiento pusilánime de su padre.

"Paris, Texas" (Wim Wenders, 1984)

Este será un punto de inflexión en el film. Después de conocer algo más sobre el estado actual de Jane, Travis mostrará dudas a la hora de recuperarla y será Hunter quien muestre la determinación necesaria para encontrar a su madre. De este modo, los minutos que pasan en el coche Hunter y Travis camino del reencuentro con Jane, serán los últimos juntos.

"Paris, Texas" (Wim Wenders, 1984)

El niño será abandonado por segunda vez. Ahora será su padre quien le aseste el golpe. Explicará a través de una fría grabación los motivos del abandono.

El trauma de Hunter es saberse un hijo no deseado por sus padres biológicos.

"Paris, Texas" (Wim Wenders, 1984)

 

Siguiente: Cuatro años de vacío, Travis y Jane
Volver al índice de “París, Texas”

Siguiente artículo Artículo anterior

Tu dirección de correo no será publicada

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga una mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR

Recibe nuestro newsletter

Suscríbete ya a nuestro newsletter y recibe cómodamente lo mejor de Código Cine

Rellena estos datos:




¡Gracias por suscribirte!