Cine

ramonaguye-foto

Ramón Aguyé: “Dejarse abducir por los personajes es la única forma de escribir con credibilidad y coherencia”

30/03/2015 -
0 Comments
Entrevistamos a Ramón Aguyé, guionista y profesor de guión.

La pasión cinéfila guía a menudo los ojos del espectador por el efectismo visual del cine, por sus colores, sus planos, sus ritmos, y el repertorio completo de recursos cinematográficos que emplea para seducirnos. Sin embargo, nada de esto existe sin la presencia de un guión que cuenta  la historia, con sus personajes y sus tramas. Con esta sospecha en mente, pedimos a Ramón Aguyé, guionista y profesor de guión, que aceptara compartir con nosotros su visión de este fenómeno que parece latir bajo las mejores experiencias cinematográficas.

Código Cine: Ramón, de todas las actividades que integran la creación cinematográfica, puede que la del guionista sea la más expuesta al “síndrome de la página en blanco”. Se dice que las primeras obras de todo autor son autobiográficas, pero luego hay que CREAR. ¿Cómo enfrentas tú ese trabajo creativo de guionista?

Ramón Aguyé: La página en blanco puede producir inquietud, angustia, e incluso puede hacernos dudar de nuestro talento, por eso yo nunca me enfrento a ese vacío, para evitarlo,  antes de empezar a escribir un guión, llevo un proceso creciente de escritura, empezando por la idea, en apenas una líneas. Después sigo un método muy personal que he ido adquiriendo con mi propia experiencia, apoyándome en técnicas creativas muy eficaces.

Respecto a las primeras obras de un guionista, no deben ser autobiográficas, y si lo son, también hay que crear,  porque en la mayoría de los casos aquello que hemos vivido personalmente anula nuestro criterio objetivo de autor.

En definitiva, el guionista no debe proyectarse en sus personajes y sus conflictos, hay que hacer lo contrario, el guionista debe dejarse abducir por sus personajes. Esa es la única forma de escribir con credibilidad y coherencia. ¿De qué manera si no podríamos crear a un asesino, un monstruo o un mago? ¿Acaso el guionista es, en su realidad, como sus personajes? Rotundamente no.

 

Hace unos meses le preguntábamos a Carla F. Benedicto cómo veía ella la relación entre el compositor de música y el director de la película. Pues bien, ¿cómo ves tú la relación entre el guionista y el director? ¿Se puede hablar de riesgo de “traición”?

No, no creo en la traición. El guionista es de los primeros que comienzan un proyecto de película, porque sin guión no hay nada. Si trabajas para un director, o para una productora, debes reunirte con frecuencia para contar tus avances, y escribir en consenso con los que están por encima de ti en la toma de decisiones.

Otra cuestión es cuando escribes como freelance y vendes tu guión. El riesgo de traición puede evitarse en la redacción del contrato de cesión de derechos. El guionista puede firmar que la productora tiene derecho a realizar los cambios que considere oportuno, o bien especificar que cualquier cambio, si lo hubiere, debe tener su aprobación.

 

"Seven"

Con ojos de GUIONISTA, ¿tienes tus películas de referencia? Es decir, ¿cuáles dirías que son tus películas favoritas por su guión?

Hay muchas películas que me parecen obras maestras, cada una en su estilo y en su género. Me gusta “Casablanca”, “Espartaco”, “Psicosis”,  “Seven”, “El diario de Noah”, “K-Pax”, “Buscando a Nemo”, “Crash”, “El sexto sentido”,  “La vida es bella”…

Soy un espectador fácil y bastante simple, pero aparte de todas esas grandes películas, respeto profundamente, aunque no me gusten, todas las películas, especialmente las españolas, porque sé de las grandes dificultades y esfuerzos que hay que realizar para producir una película.

 

¿Y si te preguntáramos por películas recientes que hayan llamado tu atención por su guión?

cuandotodoestaperdido-pelicula

Si entendemos como reciente los últimos diez años, considero grandes películas “Gran Torino”, “El cisne negro”, “Up”, “La vida de Pi”…

Esta semana he visto “Cuando todo está perdido”,  una película que sin gustarme demasiado me ha llamado mucho la atención porque el guión es un verdadero reto: un personaje y ausencia casi total de diálogos. Cuenta la historia de un hombre (Robert Redford), que viajando solo en su velero, naufraga, y tiene que enfrentarse a su destino.

Es una película lenta, a veces desesperadamente lenta, pero es un buen intento por hacer algo distinto. Una película valiente.

 

En el mundo de los guiones, ¿existen también tendencias? ¿Estamos dentro de alguna que hayas identificado?

Así como en algunos momentos ha estado de moda el cine histórico, el cine de comedia, o el cine de terror, ahora no veo una clara tendencia hacia ningún género. Lo que sí es cierto es que cada vez los guiones están más trabajados, los conflictos son más interesantes, y los personajes más variados y mejor construidos.

 

Seguro que estás al tanto de que atravesamos la llamada “golden age de las series de televisión”, con una cantidad enorme de producción y parte de ella de una calidad inusitada en comparación la ficción televisiva de hace 20 años, por ejemplo. ¿Qué papel, dirías, que han jugado los guionistas para el éxito de las series?

Absolutamente decisivo. Como he dicho antes el guionista y el guión son el comienzo de todo, pero buenos guiones y buenos guionistas ha habido siempre, lo que hay que agradecer en estos últimos años es el gran salto cualitativo que han dado también las televisiones y las productoras, apostando por proyectos innovadores, muchas veces de altísimos presupuestos, pero que a medio y largo plazo, si tienen éxito, resultan tremendamente rentables.

 

¿Te atreverías a decir que, en general, el nivel de calidad en el CINE sigue siendo superior al de las series de televisión?

En general sí, pero ojo, el éxito de las series de televisión es precisamente su acercamiento al lenguaje cinematográfico.

Cuando ves “Juego de tronos”, “Breaking Bad” o “True detective”, tienes la sensación de que más que una serie de televisión están viendo una enorme largometraje muy bien estructurado.

 

En el mundo de la ficción de hoy, donde las series de tv son cruciales, el asunto sobre sus finales ha sido redefinido puesto que dependen en gran medida del acompañamiento de las audiencias. Y éstas no tienen por qué observar la lógica o los tiempos de un guión. ¿Cómo se aborda, desde el punto de vista del guionista, el debate sobre cuándo poner punto y final a una serie de televisión? ¿Cómo se siente el final de una historia… y cómo se compatibiliza con las imposiciones de las productoras?

Dialogar y convencer es la mejor solución, y si dialogando no convencemos, tendremos que aceptar las decisiones de la productora, porque el guionista, después de todo, trabaja por contrato, y le pagan por hacer lo que se le exige.

El mayor problema no está con la productora, el auténtico problema es cuando trabajas en una serie que no se ha vendido como un pack completo. Es muy normal estar escribiendo episodios sin saber si habrá una nueva temporada, incluso sucede con cierta frecuencia que teniendo varios episodios escritos la televisión decide retirar la serie por falta de audiencia, entonces hay que hacer auténticos malabarismos para cerrar la historia con cierta dignidad.

 

Nos gustaría conocer tu opinión sobre un tema siempre conflictivo, ¿Cómo se escribe un guión adaptado a partir de una novela literaria para evitar el clásico “a mí me gustó más el libro”?. ¡Qué se puede hacer?

Aunque parezca difícil de creer, el cine parte con una gran desventaja frente a la novela, porque la novela pertenece a un medio caliente, es decir, el lector imagina lo que lee según su criterio, sin embargo el cine es un medio frío porque te lo muestra todo a través de la imagen y el sonido.

Lo importante al hacer una adaptación es saber elegir qué contar y qué omitir

Es lógico que un espectador, cuando ve una adaptación al cine de una novela que ha leído, se sienta defraudado cuando lo que ve no es lo mismo que lo que había imaginado.

Cine y novela pertenecen a medios distintos, con códigos distintos. Un famoso director dijo que para hacer una buena adaptación hay que perder el respeto, en el buen sentido, al original, porque hemos de contar la historia con otro lenguaje.

Lo importante, al hacer una adaptación, es saber elegir qué es lo que hay que contar y qué omitimos, ya que una novela, en general, se extiende mucho más, tanto en personajes como en tramas.

La película “El nombre de la rosa”, con guión adaptado de una novela de Umberto Eco, tiene fama de ser una gran adaptación, tanto que a muchos que han leído la novela les gusta más la película. Si conoces ambas obras te das cuenta de las enormes diferencias que hay entre la novela y el guión adaptado, entre ellas un final mucho menos dramático que estoy convencido que Umberto Eco jamás escribiría.

 

Ramón, has trabajado como guionista para empresas de primer nivel como Antena 3 TV y Telecinco, y para canales públicos como Televisión Española, la RAI y otros canales autonómicos. Ahora ofreces cursos prácticos de guión para cualquier aspirante a guionista que quiera dedicarse profesionalmente a ello. ¿Nos contarías cómo enfocas tus cursos y cuáles son sus contenidos principales?

Imparto mis cursos a personas que quieren convertirse en guionistas, pero también a alumnos, que sin ninguna pretensión, sólo tienen curiosidad por conocer el mundo del guión.

Mis cursos se diferencian de otros que hay en el mercado en dos aspectos fundamentales: la atención absolutamente personalizada al alumno, con el que trabajo desde el principio como un compañero de trabajo que comparte un proyecto común; y el carácter práctico del curso, que fundamento en mi propia experiencia.

Los contenidos se centran no solamente en aprender a utilizar con eficacia las herramientas de escritura de un guión, como la estructura, la creación de personajes, los recursos narrativos, la dramatización, los diálogos, etc… , también enseño técnicas creativas que ayudan a buscar y desarrollar ideas.

ramonaguye-playa

 

Además de tus cursos online, y de los cursos en clases particulares, también ofreces cursos de guión en la playa y en la montaña a precios realmente económicos.  ¿Cuándo tienes previsto impartir esos cursos?

Desde hace varios años organizo cursos de guión de una semana, con alojamiento incluido, en la Playa de Benicássim; y ahora también en Mallorca, en la magnífica zona de Santanyí;  y en un pueblecito de La Rioja, Munilla, que ha sido declarado reserva de la biosfera. Para facilitar las matrículas, y porque la cultura es un derecho de todos, los cursos tienen precio increíblemente económico.

Las próximas convocatorias serán en abril, en Mallorca; en junio en la Playa de Benicássim; y en julio en Munilla.

 

Suena francamente bien. ¿Cómo se te ocurrió la idea? ¿Y cómo es la experiencia?

Paseando por Benicássim pensé que aquella playa es un entorno ideal para disfrutar, y también para perderse durante un tiempo si quieres estudiar, o escribir. Aplicando una técnica creativa que se denomina  “binomio fantástico” uní conceptos que en principio parecen contrapuestos: estudio y vacaciones.

El resultado es un curso de guión en el que el alumno abre un paréntesis en su vida, siente que está de vacaciones y a la vez aprende la profesión de guionista. Además, la convivencia durante una semana compartiendo historias de ficción e historias reales hace que surjan grandes amistades que perduran en el tiempo.

Hoy en día me felicito por impartir estos cursos porque me han regalado grandes experiencias, y me han permitido conocer a gente maravillosa, que empezaron siendo mis alumnos y hoy son grandes amigos.

 

¿Qué hay que hacer para apuntarse?

Muy sencillo. Toda la información, el programa de contenidos, imágenes de los alojamientos, las opiniones de alumnos, y mis datos de contacto, están en mi web: www.cursodeguion.com.

 

Ramón Aguyé

Ramón Aguyé ha trabajado como director de guiones y guionista para Televisión Española, Antena 3, la RAI, Telecinco y diversos canales autonómicos. Acumula la experiencia de escribir y dirigir más de 100 guiones para televisión y ha participado en proyectos para Warner y Zeta Games. En la actualidad trabaja en proyectos cinematográficos propios y disfruta de la experiencia de compartir sus conocimientos con sus alumnos organizando e impartiendo cursos de guión de cine y TV tanto en Madrid, como en Benicassim, Mallorca y otros entornos rurales como Munilla en La Rioja.
Publicación posterior Publicación anterior

Los comentarios estan cerrados.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga una mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR