Seminci 2014

whiplash-foto

59º Seminci: ¿El fin justifica los medios? (“Whiplash”) y la peligrosa indiferencia ante una excesiva corrección (“Diplomatie”)

20/10/2014 -
2 comentarios

“WHIPLASH” :: Damien Chazelle :: 2014

SINOPSIS

Andrew Neiman es un joven y ambicioso baterista de jazz, absolutamente enfocado en alcanzar la cima dentro del elitista conservatorio de música de la Costa Este en el que recibe su formación. Marcado por el fracaso de la carrera literaria de su padre, Andrew alberga sueños de grandeza, ansía convertirse en uno de los grandes. Terence Fletcher, un instructor bien conocido tanto por su talento como por sus aterradores métodos de enseñanza, dirige el mejor conjunto de jazz del conservatorio. Fletcher descubre a Andrew y el baterista aspirante es seleccionado para formar parte del conjunto musical que dirige, cambiando para siempre la vida del joven. La pasión de Andrew por alcanzar la perfección rápidamente se convierte en obsesión, al tiempo que su despiadado profesor continúa empujándolo hasta el umbral de sus habilidades… y de su salud mental.

La 59º Seminci inauguró la semana con esta película que entró divinamente a primera hora de la mañana: resultó muy ágil y entretenida, y si ya te lo sirven a ritmo de jazz como que se aseguran la buena digestión.  Destaco tanto el inicio de la peli, presentado al espectador la localización de la historia al ritmo de la música, como su cierre en un punto tan álgido que, al fundirse en negro la pantalla,  el público rompió a aplaudir al segundo, sin esperar a la primera línea de los créditos. Deja muy buen sabor de boca, viendo que los avales que traía de Sundance le hacen justicia.

"Whiplash"Algunos seminceros critican este inicio de festival tan buen rollista, pero yo no salí del cine con esa sensación, porque me llevé algo de miga para casa (de ahí el pie de esta película en el título de este artículo: el fin justifica los medios entre interrogantes) . Me explico. La película trata sobre la relación profesor-alumno y lo que aporta cada parte de esa relación para que todo el talento del estudiante salga a la luz y se desarrolle. Y en esta película la metodología del profesor (maravilloso papel el que hace Simmons, cuánta maldad!) no es precisamente pedagógica:  aunque me freno para dejar  al lector que descubra al verla si sus maneras consiguen el objetivo buscado, adelanto que estuve rumiando durante un buen rato sobre cuáles deben ser los límites, si la excelencia  y la locura van casi siempre de la mano,  si en el fondo la película acaba avalando el ‘todo vale’…  Véanla ( de las pocas que tendrá distribución) y denme su opinión.

 

"Diplomatie"“DIPLOMATIE” :: Volker Schlöndorff :: 2014

 

SINOPSIS

25 de agosto de 1944. Los aliados entran en París. Poco antes del amanecer, Dietrich von Choltitz, gobernador militar alemán, se prepara para ejecutar las órdenes de Hitler de volar la capital francesa. Sin embargo, París no se destruye. ¿Por qué razones Von Choltitz se niega a llevar a cabo las órdenes del Führer, a pesar de su lealtad sin límites al Tercer Reich? ¿Fue Raoul Nordling, cónsul general sueco de París, quien hizo cambiar de opinión al general?

 

"Diplomatie"

Vaya por delante que la película está bien, porque dudo que alguien pueda decir lo contrario: el director (presentó la proyección y resultó encantador) no necesita a estas alturas demostrar su buen quehacer, que lo sigue teniendo, y los dos actores del diálogo que es en sí la película bordan sus respectivas interpretaciones. ¿Pero no os pasa a veces que entre tanta corrección echáis en falta algo? Pues así salí yo, incompleta, sin saber explicar lo que eché en falta pero a la vez echándolo de menos. Es un época de la historia que me gusta especialmente, con lo que la temática (reconozco que bastante explotada ya) no era un problema para mí, y que la localización sea fija (el despacho del General) no me predispone negativamente…pero…salí con un ‘pero’ que transcribo ahora para ponerle el punto y final al recuerdo que me dejó.

Ver otros artículos de la SEMINCI 2014 >>

Publicación posterior Publicación anterior
  • Ricardo Sánchez

    ¡Hola, Laura!,
    Acabo de terminar de ver “Whiplash” y… bueno, quiero decirte que me habría gustado vivir como tú ese final de película con aplauso espontáneo allí en la Seminci!!! Debió ser un gran momento, ¿no?, porque como tú dices, la película termina en pleno momento álgido. Y creo que, de hecho, en ese final “de autor”, un final en el que se advierte el trazo personal de un cineasta, recae por lo menos la mitad de la responsabilidad artística de la película. Y es que creo que la historia es predecible, los personajes muy arquetípicos, etc., y en realidad el valor debe proceder del “cómo”, no tanto del “qué”. Así que ese final tiene mucho que ver con el “cómo”… que tanto gustó :-)
    Gran final.
    Por cierto, creo haber pensado lo mismo que tú… aunque como no lo has contado por no hacer espoilers, creo, sólo lo sospecho: La película no es nada pedagógica. No hace emerger ni tan siquiera unas pocas barandillas didácticas sobre el mundo de la batería a las que pueda agarrarse el espectador (no iniciado) para poder calibrar el valor musical del personaje protagonista, ¿verdad?. Se encomienda tan solo al efectismo brutal que puede tener el instrumento y a su escaparatismo más externo en las escenas más importantes. ¿Quizás es que la película se dirigía a un público experto? ¿Quizás es que solo con él es que entregará todo su valor? Lo cierto es que el modo cómo ese espectacular final está rodado hace sentir al espectador la grandeza narrada de la interpretación, pero no sé si realmente llegamos a sentirlo así los que nunca nos hemos sentado en una batería :-) Quizás por eso… durante el final, aunque eres consciente de que se está interpretando una proeza, no llega a calarte tanto como podría.
    Gran papel de Simmons, verdadero protagonista de la película sin lugar a dudas.

  • Ricardo Sánchez

    Por cierto, ¿llegaste a localizar ese “pero” que le ponías a “Diplomatie”? Yo la he visto hace pocos días y me pareció interesante. Puede que su recorrido cinematográfico resultara un poco limitado, pero hay que considerar que responde a una lógica teatral que se permitió depender exclusivamente y en exceso del buen hacer de sus dos actores principales. Y considerando que la película no tiene nada más, creo que no salió mal del todo. :-) Los dos están a la altura, sin duda.
    Para mí, mejor André Dussollier, aunque le tocó el personaje simpático de los dos, claro. :)

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga una mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR